Elvis Presley – Suspicious Minds

 

El dia 16 se cumplen 40 años del hallazgo del cuerpo sin vida de Elvis Aaron Presley, con tan solo 42 años.

Esa noticia la recuerdo como el primer impacto que tuve (a mis 7 años) sobre la muerte de un famoso en activo. Me extrañó la rapidez y la frialdad con la que te das cuenta que alguien que parecía estar más allá del tiempo, podía morir en cualquier momento, sin llegar a viejo.

El cuerpo lo descubrió su pareja por entonces, Ginger Alden, en el baño de Graceland, el mismo baño en el que medio año antes él le había pedido matrimonio.

Resultat d'imatges de elvis and ginger alden pictures

 

Diversas hipótesis sobre su muerte, algunas de ellas demasiadoo escatológicas, nos dibujan un cuadro de dolencias previas, excesos de todo tipo, permisividad médica y, sobre todo, la existencia de una corte de aduladores que confundían la admiración y la sobreprotección con el propio interés y el miedo a ser excluidos.

 


Un final muy parecido acabaría teniendo su futuro yerno: de la muerte del King of Rock a la del King of Pop hay 32 años de distancia pero exactamente la misma dosis de connivencia e idealización que mezcla idolatría con egoísmo. Por lo visto, pertenecer a un círculo íntimo te convierte más en un defensor de ese círculo que de lo que pasa en el interior de él.


Un músico, Mac Davis, explicó en una anécdota que estando de gira, recaló en Memphis. Presley hizo que contactaran con él y le invitó a ver una peli en un cine que había cerrado solo para él.

“Me puse en plan: “Oh Dios mío! ¿de verdad?” …Porque había oído hablar mucho de estas historias sobre salas de cine, ya sabes, Elvis cerraba un cine entero y tenías palomitas y cerveza gratis.

Y no podía creer que pudiera sentarme con Elvis!  Ya nos habíamos conocido antes, pero nunca había hecho nada con él, y esto iba a ser guay”

Tras su actuación, Mac fue como un loco hacia el cine para disfrutar de semejante honor, pero llegaba tarde, la peli ya había empezado.

Así que vio a Elvis y a su novia de entonces, Linda Thompson sentados en medio de una fila, sin nadie a su alrededor, así que pensó que, como lo habían invitado, podía sentarse donde quisiera.

Resultat d'imatges de elvis presley linda thompson

Pero al principio de esa fila había un tipo,  así que Mac Davis lo apartó, se abrió camino y avanzó hasta donde estaba la pareja y se sentó a su lado, a ver la peli.

“Era la primera vez que pude estar con él realmente: el resto de ocasiones siempre estaba la Memphis Mafia alrededor, escuchando cada una de tus palabras, era realmente intimidante, se quedaban con cada una de tus palabras y al final tenías que medir lo que decías, para evitar decir nada equívoco y realmente veías que no te querían allí”

Cuando terminó el pase, fue al baño y unos tipos, encabezados por el hombre que habia ocupado aquel primer asiento de la fila, se le acercaron y le dijeron que nunca más volviera a hacer una cosa semejante: A Elvis no se le podía acercar nadie y si lo había invitado, tenía que haberse quedado en un rincón de la sala. Incluso los allegados se sentaban 2 filas por detrás.

Les dije: ¿Elvis os ha dicho que me digáis esto?

Me contestaron: No, pero ésta es la regla, y como no la sabes me ha tocado venirtela a contar. Espero no haberte contrariado.

¿Contrariado? Me sentía completamente insultado

 

Tras este encontronazo, Elvis vió a Mac visiblemente contrariado y le preguntó qué le pasaba

No hace falta que te lo explique, no sabes lo que está pasando a tu alrededor, creo que no tienes ni idea de lo que pasa cuando tú no estás mirando.” Le conté que me dijeron que ni tan solo podía sentarme en la misma fila que él y que me habían hecho sentir como un imbécil.

Elvis insistió en que le dijera quién se lo había dicho, y como Mac se negó, al final Elvis le preguntó qué podía hacer por él, para que se le quitara el disgusto.

Mac Davis le pidió entonces como desagravio que le diera su número de teléfono directo, un número al que pudiera llamar sin pasar por filtros de secretarias, mánagers, gorilas o amigos.

Tras ciertas reticencias entre la Memphis Mafia, Elvis se lo dió.

Mac nunca llamaría a ese número, se daba por satisfecho con poder haber roto, aunque fuera virtualmente, esa barrera infranqueable que rodeaba al Rey. A Dios.


Pero hemos venido a hablar de Suspicious Minds, uno de sus grandes temas.
De hecho, fue su último número 1 en USA, salió como single y no se incluyó en ningún álbum.

La canción va sobre los celos, o mejor dicho, en como sobrellevar los celos de tu pareja. Quizá Elvis se lo debería haber aplicado para las relaciones que sus cortesanos tenían con el resto del mundo.

Tiene unas cuantas características que la hacen especial, sobretodo, sus cambios de ritmo que ayudan a dar un énfasis sentimental en el puente.

Empieza con un ritmo estándar de 4/4

We’re caught in a trap

I can’t walk out
Because I love you too much baby
Why can’t you see
What you’re doing to me
When you don’t believe a word I say
We can’t go on together
With suspicious minds (suspicious minds)
And we can’t build our dreams
On suspicious minds
So, if an old friend I know
Drops by to say hello
Would I still see suspicion in your eyes
Here we go again
Asking where I’ve been
You can’t see these tears are real
I’m crying (these crying)
We can’t go on together
With suspicious minds (suspicious minds)
And we can’t build our dreams
On suspicious minds

Aquí, de repente, el ritmo cambia a 6/8, como un pequeño vals, para cantar el puente:

Oh, let our love survive

Or dry the tears from your eyes

Let’s don’t let a good thing die

When honey, you know

I’ve never lied to you

Mmm, mmm, yeah, yeah!

Y volvemos al 4/4 para ir al estribillo de nuevo:

We’re caught in a trap
I can’t walk out
Because I love you too much, baby
Why can’t you see
What you’re doing to me
When you don’t believe a word I say
And don’t you know…
We’re caught in a trap
I can’t walk out
Because I love you too much, baby
We’re caught in a trap
I can’t walk out
Because I love you too much, baby

La maestría de Elvis se nota en cómo pasa con una absoluta naturalidad de un ritmo a otro.


 

En la versión single la canción tiene un fade out en el minuto 3:36, y de repente vuelve a entrar la canción, directa al estribillo, como hacía Elvis en los conciertos.

De hecho, ni en la grabación del disco ni en los conciertos sabían cómo acabar la canción, y la banda y el cantante entraban en un bucle contínuo de subidas y bajadas de intensidad que entusiasmaban al público.

Os dejo una versión muy buena en directo en su amada Las Vegas, para que os hagáis una idea de lo que eran sus conciertos y sus famosos movimientos karatekas:

La canción era original de Mark James, que pasó sin pena ni gloria un año antes, A Elvis le gustaba por que tenía un punto entre Soul y Gospel.

Pero el filón de Mark James no acaba aquí, del mismo compositor son las increíbles “Always on my Mind”, “It’s Only Love” y “Moody Blues”, el single que tenía puesto en mi tocadiscos aquella tarde de agosto cuando me enteré que el Rey había muerto.

2 comentarios en “Elvis Presley – Suspicious Minds

  1. Holaa Pere! qué tal? te tengo dos recomendaciones bastantes actuales. Música, el último álbum de Lorde, Melodrama, no tiene desperdicios. No quiero adentrarme mucho, mejor espero a leerte. Segundo, Película: Dunkerque.

Deja un comentario