The Beatles – A Day in The Life (I)

Se acaba de cumplir el 50 aniversario del lanzamiento del considerado mejor álbum de todos los tiempos “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band” y hoy quería hablar de uno de los temas que más me cautivan del álbum. Me niego a decir que es el que “me gusta más“, porque no tengo ninguno favorito.

Es más, ya puestos a elegir, personalmente prefiero el Abbey Road que el Sgt. Pepper’s, pero ese es otro tema.

Como habéis visto en el título, el tema es “A Day in the Life“, la canción que cierra el disco y de la cual os voy a ir intercalando la letra con detalles sobre la misma y sobre su proceso de grabación, una vez me he dispuesto a escribir sobre ello, veo que me va a ocupar varios posts, como me pasó con Billie Jean de Michael Jackson o Bohemian Rhapsody, de Queen. En fin, vamos allá, primero unos detallitos sobre el tema:

La grabación se hizo en 4 días distintos entre enero y febrero del 67 en los EMI Studios de Londres: los 2 primeros días se grabó la pista básica instrumental y cantada, en el tercer día se grabó la parte orquestal y el último día se usó únicamente para grabar el acorde majestuoso de piano.

Se enmarca dentro del Art Rock , el Rock Psicodélico, el Rock Progresivo y el Pop Barroco.

Nunca se lanzó como single, apareciendo solamente como cara B del sencillo “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band/With a Little Help from my Friends” lanzado el 30 de septiembre … de 1978!! (coincidiendo con la horrorosa película “Sgt. Pepper’s Lonely Heart Club Band” de Bee Gees y Peter Frampton).

El single del 78 que incluía “A Day in The Life” en la cara B
Este disco yo lo tenía por casa. Recuerdo que mi hermana pequeña garabateó la portada en rotulador azul. Siempre ha tenido mucho criterio.

 

El título con el que trabajaron inicialmente para la canción fue “In the Life of…”, cambiándolo finalmente por “A Day in the Life” pese que ni una expresión ni la otra salen en la letra de la canción. En el caso de los Beatles esto ocurre raramente, otro caso sería el “Yer Blues“.

El disco en las ediciones del Sudeste Asiático, Hong Kong y Malasia no incluía esta canción, así como tampoco “With A Little Help From my Friends” o “Lucy in the Sky with Diamonds” por las presuntas referencias al consumo de drogas.

Siendo esta la última canción del álbum, los Beatles consideraron que era una buena apuesta buscar un final especial. Y lo consiguieron.

Tras romper moldes con este tema, The Beatles demostraron que se podía hacer de todo en el rock y que el límite era sólo creativo.

Vamos a ir estrofa por estrofa, encima de la letra de cada parte os dejo un archivo con esa parte concreta.

Primera estrofa:

I read the news today, oh boy
About a lucky man who made the grade
And though the news was rather sad
Well, I just had to laugh
I saw the photograph

La canción se escribió a partir de un par de noticias que John Lennon leyó en el Daily Mail. Y esta estrofa nace de éste recorte:

El heredero de la cervecera Guinness, llamado Tara Browne murió cuando se saltó un semáforo y estrelló su coche Lotus contra una camioneta aparcada. Sólo tenia 21 años, pero hubiera heredado una fortuna de 2,8 millones de libras cuando hubiera llegado a los 25, así como parte del imperio Guinness. Era bisnieto de Edward Cecil Guinness e hijo de Lord Oranmore y formaba parte de la juventud aristocrática británica a la cual le encantaba codearse con las estrellas del pop.


Segunda estrofa:

Lennon cambió parte de la historia, diciendo que el protagonista se había colocado en el interior de un coche, en lugar de estrellarse con el vehículo. Cuando le preguntaron por qué lo puso, él simplemente dijo que era lo que a él se le pasó por la cabeza.

 

He blew his mind out in a car;
He didn’t notice that the lights had changed
A crowd of people stood and stared
They’d seen his face before
Nobody was really sure if he was from the House of Lords

Paul, por entonces, no sabía que John se estaba refiriendo al heredero muerto, amigo tanto de John como de Paul, sino a un político colocado cualquiera, que se queda atontado mientras el semáforo cambia de color.


Tercera estrofa:

I saw a film today, oh boy;
The English army had just won the war
A crowd of people turned away
But I just had to look
Having read the book

La película a la que se refiere es la que el mismo Lennon intervino: “How I won the war

 

Resultado de imagen de i won the war

 

La cual procedía del libro del mismo título de Patrick Ryan
Resultado de imagen de patrick ryan how i won the war

 

Esta película se rodó parcialmente en Almería, donde residió en una villa que le recordó por su vegetación frondosa al Strawberry Field, un jardín cercano a su casa de la infancia. Y fue en la mismísima Almería donde empezó a escribir “Strawberry Fields Forever“.

Esta anécdota almeriense se cuenta también en la película española “Vivir es fácil con los ojos cerrados” en la que un profesor de inglés viaja a Almería para conocer a con John Lennon; una muy buena road movie ibérica de Fernando Trueba.

Resultado de imagen de vivir es fácil con los ojos cerrados

Y esta estrofa acaba con una frase que les traería no pocos problemas:

I’d love to turn you on (Me encantaría ponerte)

Tenía doble interpretación: la sexual y la del consumo de drogas. Cuando la acababan de escribir, John y Paul se miran el uno al otro y se dicen “uh-oh…esto puede parecer que… como si fuera de drogas… ¿lo dejamos?” “Déjalo, déjalo!”. En los tiempos que corren hoy en día nos parece de lo más intrascendente, pero para entonces nadie ponía eso en un disco y mucho menos unos líderes de ventas y referentes para su generación como The Beatles.

El “I’d love to turn you ooooon” se encadena con una incursión orquestal que unirá esta pieza con la siguiente.


Interludio Orquestal #1:

McCartney no tenía muy claro como empalmar las diferentes secciones que tenían escritas, así que, sin el corta-pega de hoy o las grabaciones digitales, lo que tenían que hacer era grabar del tirón. Después del “turn you on” guardaban una pausa de 24 compases y después arrancan con la siguiente parte cantada …y ya encontrarán la manera de rellenar ese espacio.

“Cuando grabamos la pista original, solamente había Paul golpeando una misma nota del piano, compás tras compás, durante 24 compases. Quedamos todos de acuerdo en que ese iba a ser un tema de ‘este espacio ya lo llenaremos después’.”

George Martin

Para hacer una bromita, en una de las tomas Mal Evans hizo sonar un despertador al final de estos 24 compases en blanco, justo cuando empieza a cantar Paul. Como el despertador quedó grabado en la pista precisamente de la pista que mejor había quedado y no se podía eliminar, quedó en la canción. Además, tiene la ventaja que Paul empieza cantando “Woke up…” (Desperté) con lo que no desentona.

 

En primer plano, el despertador que hizo sonar Mal Evans

Quedaros con el nombre de Mal Evans, tuvo mucho que ver con los Beatles durante toda su existencia, pero en el caso de este tema lo vamos a nombrar varias veces, incluso después de su muerte.

Mal trabajaba de portero en el Cavern Club y fue de los primeros fichajes que hizo George Martin, en su caso como ayuda al road manager, pero acabó convirtiéndose en asistente personal de los Beatles.

Cuando el grupo decidió no hacer más giras, trabajó para ellos incluso cuando ya no funcionaban como grupo.


Y con esto termino el post de esta parte de A Day in The Life, en la próxima, más detalles.


Un comentario en “The Beatles – A Day in The Life (I)

Deja un comentario