Procol Harum – A Whiter Shade Of Pale

Canción de las de bailar lento de toda la vida, de aquellas que suenan atemporales.

Siempre tengo esta canción mentalmente emparejada con otra del mismo estilo, Nights in White Satin, para mi siempre van de la mano, de modo que ahora mismo ya sé que le debo una entrada a The Moody Blues en la que me tendré que poner de inmediato.

Pero hoy hablamos de esta joya del 67, la cual cumple dentro de un par de semanas ni más ni menos que 50 añazos. Sí que es cierto que suena a cine francés, a humo denso, a polvo, a pista de baile inundada de azul, a bola de espejos, a cuba-libre, a solapa ancha y pantalones de pana, pero en su esencia es una composición que funciona tremendamente bien, y de hecho, guarda semejanza con otras canciones y quizá por eso es que nos recuerda a otras piezas; hoy vamos a ver unas cuantas curiosidades y prometo no ponerme muy pesado.

La canción está escrita por un miembro de la banda que no toca ningún instrumento, ni canta, ni participa en las grabaciones ni en las actuaciones, entonces ¿es miembro de la banda? Si! Keith Reid  es un miembro fundador del grupo junto con Gary Brooker, el vocalista. En lugar de ser meramente un letrista de referencia (como podría ser Bernie Taupin para Elton John), Keith Reid es un miembro permanente de la banda. De hecho, Reid ha escrito todas las letras del grupo (excepto para los temas instrumentales, claro!).

 

Procol … ¿qué?

El nombre se lo puso también Reid, por lo visto era el nombre de un gato de un amigo y le hizo gracia ese nombre. Proviene de la expresión latina “Procul Harum” que significa “más allá de esas cosas”. Ya ves tú.

Foto del supuesto minino que dio nombre a la banda

Y en cuanto a la expresión “A Whiter Shade Of Pale” también tenemos al inspiradísimo (o cotilla) Reid oyendo una conversación en una fiesta en la que un hombre le dice a una mujer “You’ve turned a whiter shade of pale” algo así como “Te has puesto una tonalidad más blanca de palidez”.

 

El organito del principio y los derechos de autor

Los créditos de la canción son de Reid como letrista y de Brooker como compositor musical, pero, después de un largo proceso legal, se añadió a Matthew Fisher a los créditos de la canción.

Matthew Fisher es el organista que creó la fenomenal intro y que, evidentemente, crea la atmósfera propicia para todo el tema, así como la marca de reconocimiento de la canción desde el segundo uno, algo que buscan todos los creadores (ya hablamos de ello en el primer capítulo de Billie Jean).

Fisher siempre creyó que debía reclamar derechos de autor, pero unos pésimos abogados le dijeron que ni lo intentara, que no lo iba a conseguir. Fueron pasando los años hasta que Fisher finalmente reclamó (en 2005!) lo suyo, y no se quedó corto: pedía el 50% de los ingresos pasados y futuros de la canción, y si tenemos en cuenta que A Whiter Shade of Pale es una de las únicas 30 canciones de las cuales se han vendido más de diez millones de copias en single físico, podéis imaginaros de cuánto dinero podemos hablar, incluyendo los honorarios por el álbum, por las actuaciones en directo, por las inclusiones en películas, en recopilatorios etc.

Y ganó! Pero rebajaron su petición del 50% al 40% y solo por los beneficios que se hubieran generado a partir de la demanda (2005).

Brooker y la compañía, apelaron en 2007, y les salió favorable la apelación: al teclista se le reconocería en los créditos pero tenía que devolver los royalties que cobrase puesto que había tardado 38 años en presentar la demanda.

Fisher presentó una demanda de apelación en la más alta institución británica, la House of Lords, siendo la primera vez que se discutía sobre derechos de autor, por tanto, pudiendo sentar una jurisprudencia para casos futuros. La House of Lords dió la razón de nuevo al teclista, declarando que el retraso de 38 años en reclamar sus derechos en ningún caso perjudicó a la otra parte, más bien al contrario: la benefició, restituyendo a Fisher el derecho a cobrar los royalties futuros.

Esta jurisprudencia ha puesto en aviso al mercado musical británico sobre posibles reclamaciones de músicos que contribuyen o han contribuido en la composición musical.

¿Pero, qué tiene ese órgano?

En ese órgano está la clave del tema, con una línea de bajos inspirada claramente en Bach

 

Especialmente la más reconocible es el famoso Air

 

Y la progresión de acordes sigue prácticamente al pie de la letra los que triunfaron el año anterior (1966) con When a Man Loves a Woman, de Percy Sledge

 

En la divertida película The Commitments también se cita esta canción, interpretada en el órgano de una iglesia. No he encontrado un clip potable de la escena, por lo que, directamente, os recomiendo que veáis la película entera.

 


 

A su vez – que todo en esta vida no va a ser “inspirarse”- sirvió para inspirar a otros, con lo cual este tema sirvió para que, un año más tarde, Serge Gainsbourg grabara con Brigitte Bardot su famóso y tórrido “Je t’aime… Moi Non Plus

La canción se radió pocas veces por que era considerada un escándalo al simular un acto sexual con orgasmo incluido. Se dice que la propia Bardot pidió a Gainsbourg que la retirara pues a su nuevo marido (Gunter Sachs) le molestaba sobremanera.

Como el ligón de Gainsbourg por entonces ya estaba con Jane Birkin, la volvió a grabar, consiguiendo el exitazo que todos conocemos:

¿Qué? ¿Cómo lo lleváis?


 

La letra de A Whiter Shade Of Pale es conocida por su cantidad de elementos visuales y alegóricos en la letra sobre los cuales el oyente tiene que intentar “construir” su propia historia mental:  un molinero explicando una historia, un camarero con la bandeja llena de bebida, un techo que sale volando, dieciséis vírgenes vestales…

 

We skipped the light fandango
Turned cartwheels ‘cross the floor
I was feeling kinda seasick
But the crowd called out for more
The room was humming harder
As the ceiling flew away
When we called out for another drink
The waiter brought a tray

And so it was that later
As the miller told his tale
That her face, at first just ghostly,
Turned a whiter shade of pale
She said, ‘There is no reason
And the truth is plain to see.’
But I wandered through my playing cards
And would not let her be
One of sixteen vestal virgins
Who were leaving for the coast
And although my eyes were open
They might have just as well’ve been closed

And so it was that later
As the miller told his tale
That her face, at first just ghostly,
Turned a whiter shade of pale

And so it was that later

Pero la canción tenía dos versos más, los cuales fueron eliminados antes de grabarse, por aquella famosa maldición de “los temas que duran más de 4 minutos no se ponen en la radio“, con lo cual la canción entra de pleno en nuestra categoría “Canciones que duraban demasiado“.

Seguro que, en las boîtes -antes de ser llamadas discotecas-,  los pinchadiscos -antes de ser llamados DJ’s- hubieran agradecido que la canción hubiera durado un poquito más para poder salir a hacer un cigarro –ah, no, que antes no se tenía que salir para fumar-.

 

Os dejo una versión en directo en la que cantan la canción enterita

 

 

She said, ‘I’m home on shore leave,’
though in truth we were at sea
so I took her by the looking glass
and forced her to agree
saying, ‘You must be the mermaid
who took Neptune for a ride.’
But she smiled at me so sadly
that my anger straightway died

If music be the food of love
then laughter is its queen
and likewise if behind is in front
then dirt in truth is clean
My mouth by then like cardboard
seemed to slip straight through my head
So we crash-dived straightway quickly
and attacked the ocean bed

Todas las metáforas usadas hasta esta parte, aquí se entienden mejor: como en el baile lento y pausado que ejecutan dos desconocidos en una pista de baile, los protagonistas de la canción, bebidos y desinhibidos, entran en el juego de la seducción mutua, para terminar en la cama, en un encuentro sexual despojados de sus miedos.

La canción ideal para el verano del amor que vendría.

 

 

 

5 comentarios en “Procol Harum – A Whiter Shade Of Pale

  1. La vertiente de canción de amor sexo apasionado nunca la había oído yo. También se ha comentado más de una vez que la canción o fue compuesta con un buen resacon o que representa ese momento de mente embotada y dolor de cabeza.

    1. Bueno, ciertamente también parece ese momento de espesor mental en que ya vas cuesta abajo y crees que una copa más no lo va a empeorar. Error!
      En cambio yo siempre la ví como una canción de seducción.

Deja un comentario