Radiohead – No Surprises

Esperas una vida tranquila, sin sorpresas, como Thom Yorke, de los Radiohead, un corazón rebosante de cemento, “repleto como un vertedero”, con un trabajo que te mata lentamente.

Pero, de vez en cuando, un rayo cae cerca de ti, dejándote ensordecido, sabiéndote sin magulladuras pero con el corazón a mil por el estupor del momento y ese humo que lo invade todo; te quedas medio en pie esperando con todas tus fuerzas que cuando se disipe nadie haya resultado herido.

Poco después, una brisa, y el convencimiento que vaciarás tu corazón de lo que te sobra y harás espacio para lo que no tienes, te revisas esas cicatrices que sabes que no curarán, tomas aire y te propones un nuevo enfoque “esta vez, sí, en serio” del futuro. Pero si algo hemos aprendido es que, por mucho que nos rompan el caparazón, o nos desprendamos de nuestra armadura, al poco tiempo entramos en nuestra vieja rutina, en ese “sí, hay que disfrutar más”, “sí, hay que romper con todo” al que le sigue “… pero mañana, que hoy …no puedo”.

En “No surprises”, Radiohead cantan al conformismo, a la quietud ante los cambios, al miedo de la novedad, al temor al riesgo. Algunos interpretan que puede ser una canción suicida, otros una descripción de la vida moderna, otros una crítica al quietismo.

Thom Yorke no explica de qué van sus canciones, deja que el público las adopte y les ponga su propio nombre.

Radiohead - No Surprises (CD1).jpg

El emblemático videoclip ayuda a reforzar la idea de la angustia, hecha con un único plano fijo en el que el cantante canta desde una escafandra en la que poco a poco va entrando agua hasta tener que aguantar la respiración durante casi un minuto.

 

En la pantalla de la escafandra se ve reflejada la letra de la canción, mientras Yorke la interpreta con total apatía. Solo se permite una expresión de triunfalismo cuando consigue resistir el angustioso minuto sin respirar (una emoción auténtica, por la dificultad en conseguir una buena toma, como veremos), sonrisa de éxito pese a que el momento de la canción es igual de monocorde que el resto de la canción.

Precisamente lo que busca la canción es esta especie de aturdimiento, de himno de los derrotados, y le dan un efecto de canción de cuna usando un glockenspiel, que es este metalófono que os dejo en la foto:

glockenspiel-300x208.jpg

Por cierto, como detalle del vídeo, cuando el cantante está sumergido es cuando se hace más evidente su parálisis en el párpado izquierdo:

ty.jpg

 

Debido a una parálisis facial que sufrió de nacimiento, pasó por varias operaciones cuando era un niño, hasta que la última de ellas le dejó el párpado caído (una auténtica “chapuza” según él mismo).

Otro cantante con problemas en los párpados lo vimos justamente la semana pasada con Sleepy LaBeef.

 

Si os pica la curiosidad os dejo este vídeo del documental Making Friends is Easy, en el que vemos parte del rodaje, el cual no resultó tan placido ni sencillo. A cada toma el cantante está más cansado y le cuesta contener la respiración o bizqueaba y el resultado no era evidentemente el buscado.

 

Al final optaron por hacer un truco de vídeo, acelerando la parte musical cuando tiene la cabeza sumergida y ralentizando el vídeo en la reproducción, de modo que el minuto con la cabeza sumergida en realidad fue menor.

 

 

 

Tengo debilidad por la versión minimalista que hace Regina Spektor de la canción, dándole un toque mucho más íntimo. Os la recomiendo, el trabajo de esta chica suele ser siempre sorprendente, a mí personalmente me llega mucho, en los arreglos de sus canciones suena muy próxima y creativa, saliendo de los estándares; se parece a Thom Yorke en que siempre prueba distintos registros de voz, desde el susurro hasta el falsetto.

 

A heart that’s full up like a landfill
A job that slowly kills you
Bruises that won’t heal

You look so tired and unhappy
Bring down the government
They don’t, they don’t speak for us
I’ll take a quiet life
A handshake of carbon monoxide

No alarms and no surprises
No alarms and no surprises
No alarms and no surprises
Silent, silent

This is my final fit, my final bellyache with

No alarms and no surprises
No alarms and no surprises
No alarms and no surprises please

Such a pretty house, such a pretty garden

No alarms and no surprises
No alarms and no surprises
No alarms and no surprises please

 

Deja un comentario